21.10.17

Reseña: Cuatro estaciones no son solo una pizza — Pearse Rindy

CUATRO ESTACIONES NO SON SOLO UNA PIZZA
PEARSE RINDY



Círculo rojo
Páginas: 123
Autoconclusivo



¿Soy la única que se quedó flipadísima con el título? Reconozco que las pizzas y yo no nos llevamos especialmente bien, pero me pareció sumamente original. 

entre eso y que era un libro de prosa poética... pues me convenció totalmente: no es un género que suela leer muy a menudo, pero de vez en cuando me viene muy bien para desconectar, ir leyéndolo poquito a poco y disfrutar. 

¿Que de qué va? Pues de la vida, de esos momentos que se quedan contigo para siempre aunque parezcan muy chiquititos y sin importancia, de personas que se vuelven protagonistas, de amor... un poco de todo, la verdad. 

Como con la mayoría de los libros en los que nos encontramos varios relatos, suele pasar que unos nos gustan mucho y otros no tanto, pero debo destacar que los que sí me han gustado es que son excepcionalmente bonitos, de esos que consiguen ponerte la piel de gallina y hacerte releerlos. 

Lo bueno (y lo malo) es que se lee en un momento: son tan cortitos y el libro de por sí ya es tan pequeño que aunque intentes ir leyéndolo poco a poco, rápidamente se termina: siempre puedes releerlo pero, por lo menos para mí, no es lo mismo. 

En fin, Cuatro estaciones no son solo una pizza es un libro lleno de relatos preciosos que os puede gustar mucho si estáis buscando algo de este género.

19.10.17

Reseña: Todo lo inesperado — Morgan Matson

TODO LO INESPERADO
MORGAN MATSON


Plataforma Neo
Páginas: 456
Autoconclusivo



Ya he contado varias veces mi historia con esta autora: leí Amy y Roger: 5000 km para enamorarse y fue una total decepción, mientras que cuando leí El verano de las segundas oportunidades, quedé totalmente enamorada de la historia y de la forma de escribir de la autora... Así que la decisión estaba clara: necesitaba leer este libro e inclinar la balanza, ya fuese de forma positiva o negativa. 

¿Y qué esperaba de este libro? Pues una historia ágil, en el que la amistad y la familia fuesen los pilares del reino -guiño si habéis leído ya el libro-, y muy tierna, para qué lo voy a negar; yo busco amor por todas partes. 

Andie siempre ha tenido toda su vida planificada, por eso cuando este verano todos los planes se le tuercen por culpa de un escándalo político en el que su padre se ha visto envuelto, el mundo se le echa encima: acaba trabajando como paseadora de perros, algo que nunca se le habría ocurrido, conoce a Clark, un chico diferente a todos los demás... sin embargo, puede que todas esas sorpresas no sean del todo malas. 

A ver... es una trama que está bien, eso lo reconozco, la cosa es que por algún motivo, no termina de enganchar: al principio le cuesta bastante arrancar, y es de esos libros en los que sientes que aunque avanza la historia, en realidad no está pasando prácticamente nada. No sé si conocéis esa sensación, pero a mí me frustra bastante. 

No es que los personajes no me hayan gustado, personalmente, tanto la protagonista como Clark, e incluso el padre de ella, me han parecido totalmente adorables, pero es una historia a la que le falta la chispa. Sí que es verdad que hacia el último cuarto del libro va cogiendo agilidad y engancha más, pero... le ha faltado algo. 

Lo que sí me ha gustado es la evolución que se produce en la protagonista, Andie, cómo va madurando y dándose cuenta de que es totalmente innecesario que necesite planear cada momento y cada paso que dé, y cuando se da cuenta de lo importante que es ser feliz, y descubrir qué es lo que le hace sentir así. Hay momentos muy tiernos, no os lo voy a negar. 

Pero el caso ha sido ese: después de El verano de las segundas oportunidades, esperaba encontrarme un libro tan bueno como ese, que me hiciese sentir tantas emociones, y con este, aunque ha conseguido entretenerme y repito que los personajes me han encantado, no ha cumplido las expectativas. 

16.10.17

Reseña: El señor de las moscas — William Golding

EL SEÑOR DE LAS MOSCAS
WILLIAM GOLDING



Alianza editorial
Páginas: 252
Autoconclusivo




Que sí, que sí, ya os lo he dicho varias veces y estoy cumpliéndolo: he empezado a leer clásicos y pienso seguir haciéndolo. No nos asustemos, la proporción clásicos/lecturas actuales es mínima, pero de vez en cuando sí me apetece conocer de primera mano alguna de esas historias de las que se hablan por todas partes. 

Y no voy a negar, además, que últimamente todas las novelas que he leído tienen algo que ver con náufragos; ¿yo? ¿Obsesión? ¿Qué es eso? Jaja. Además, sobre esta en concreto, hay un episodio de los Simpson, seguro que os suena en cuanto leáis el resumen:

Un grupo de chicos acaba en una isla desierta cuando el avión en el que van cae, accidente en el que perecen el resto de adultos acompañantes. A partir de ese momento, aunque en un principio todos intentan buscar una organización "civilizada" para sobrevivir, rápidamente se tuercen las cosas, se vuelven salvajes y empiezan las luchas por el poder entre unos y otros. 

Os suena de algo, ¿no? Otro de los motivos por los que había oído hablar de este libro fue porque, según decían, podría haber influenciado la historia de Los juegos del hambre, pero... es una teoría que  se basa en que si dejas a unos jóvenes solos, acaban asalvajados y no les importa matar a sus iguales para sobrevivir; de todas formas, desde mi punto de vista está bastante cogida con pinzas.

Pero vamos, eso no quita para que resulte de lo más interesante: la deshumanización de los niños es muy llamativa, así como su pérdida de la inocencia, y aunque no pudiera parecerlo en un principio, según va desarrollándose todo, se va volviendo bastante perturbador y algo sangriento. Por lo menos a mí, desde la mitad del libro, me mantuvo en tensión continua por miedo a lo que pudiese pasarles a determinados personajes. 

También hay que señalar que es un libro que está lleno de simbolismos y que daría mucho de sí, además de que la historia está contextualizada en la guerra mundial, aunque en la isla no seamos demasiado conscientes de ello, pero... sí, tiene su importancia también. Todo es relevante en esta novela. 

En fin, El señor de las moscas acabó siendo un libro algo más salvaje de lo que imaginaba cuando empecé a leerlo, pero es una historia que me hizo reflexionar mucho y me atrapó por completo, así que yo que vosotros le daría una oportunidad.